Life4pitbulls - Asociación sin ánimo de lucro dedicada al rescate de PPP's (Perros Potencialmente Peligrosos)
Grupo Teaming Life4pitbulls

 

Colaboradores

Adopta con responsabilidad
Casas de acogida
Hazte padrino
Haz un donativo
Hazte Socio
Organizaciones que colaboran

La obesidad en el perro

 

¿QUÉ ES? Se puede afirmar que la obesidad es consecuencia directa de la estrecha relación que mantienen los animales de compañía con el hombre. Técnicamente se trata de un acumulo de energía en forma de grasa que produce un incremento del peso corporal optimo, en un porcentaje igual o superior al 25 %, según la mayoría de los autores.

 

Cuando tratamos de definir este problema en razas puras es relativamente sencillo ya que sus pesos y medidas están estandarizados. La dificultad aumenta cuando nos enfrentamos a un perro mestizo. En este caso nos fijaremos un hipotético peso ideal según las características del animal, siendo conscientes de que dicho parámetro está sujeto a ligeras variaciones.

 

 

CAUSAS La causa de la obesidad en los perros es sin duda la sobrealimentación. Esto ocurre cuando un animal ingiere una cantidad de energía superior a la que consume. Existe no obstante una serie de factores que favorecen la aparición de la obesidad:

 

a) FACTORES AMBIENTALES: Son todos aquellos que inducen al animal a llevar una vida sedentaria como son la falta de espacio en la vivienda, paseos cortos y poco frecuentes, ausencia de estímulos lúdicos,…

 

b) FACTORES PSIQUICOS: Muchos de estos pueden ser consecuencia de los ambientales. Dentro de este grupo podemos destacar el aburrimiento, determinadas situaciones de estrés, la frustración y la falta general de estímulos. Todas estas situaciones hacen que el acicate real para el animal sea la comida.

 

c) FACTORES GENETICOS: Se considera que hay determinadas razas con mayor propensión para la obesidad y entre ellas se citan el beagle, el cocker. El teckel, el dálmata,… Este punto es más difícil comprobar en la clínica diaria dado el maremagnum de circunstancias que rodea a cada animal y la gran cantidad de perros mestizos obesos con los que nos encontramos. d) FACTORES ENDOCRINOS: Entre los más importantes podemos citar el Hipotiroidismo, el Síndrome de Cushing y las consecuencias de la castración tanto en el macho como en la hembra.

 

 

CONSECUENCIAS Hay que tener en cuenta que se trata de un proceso progresivo en el tiempo y detectado en la consulta del veterinario. La principal y más importante consecuencia de la obesidad es la disminución de la estadística de la esperanza de vida.

 

Este deterioro de la salud puede manifestarse de muchas maneras. El aparto locomotor se ve seriamente afectado al tener que soportar peso extra. Las hernias discales son más frecuentes y aumentan significativamente los procesos degenerativos de las articulaciones (artritis y artrosis). Estos problemas locomotores hacen que el animal se vea incapacitado para realizar ejercicio físico por lo que el sedentarismo aumenta y la obesidad se agrava. Otra consecuencia directa de la obesidad es el incremento de los problemas respiratorios, sobretodo en gatos y perros pequeños, este factor supone también un handicap para el ejercicio físico y por lo tanto favorece el empeoramiento de la obesidad. Degeneraciones hepáticas como la amiloidosis en el gato también son consecuencia directa de la obesidad. El estatus obesos favorece la aparición de Diabetes Mellitus de tipo II. El colesterol y los triglicéridos aumentan en la sangre de los animales obesos. El aparato digestivo también se ve afectado siendo muy frecuentes procesos como la gastritis o el estreñimiento. Otro factor a tener en cuenta es que lo perros obesos ven disminuidas sus defensas para luchar contra otras enfermedades.

 

 

MANEJO DE LA OBESIDAD El punto más difícil e importante es hacer comprender la magnitud del problema al propietario y a su familia. En casos leves el manejo es más fácil, bastará con aumentar en ejercicio, controlar la ingesta del alimento y ELIMINAR EL PICOTEO ENTRE HORAS. En casos más graves se hace imprescindible el control veterinario.

 

Es muy importante fijarse una meta, es decir, definir desde el principio hasta que peso debemos llegar. En este caso el manejo dietético es primordial basando la alimentación en dietas hipocalóricas. El ejercicio físico dependerá de las condiciones de salud del paciente obeso. Si nos lo permite instauraremos un plan de ejercicios físicos progresivos y específicos para cada caso. Es importante hacer controles semanales de peso para objetivar el resultado del tratamiento. Nunca perderemos de vista los problemas colaterales a la obesidad bien sean causa o consecuencia de la misma. Una vez conseguido el peso ideal y mejorado el estado de salud del animal viene lo más difícil, que no es otra cosa que mantenerlo. La disciplina adquirida por parte de la familia para controlar la obesidad debe ser mantenida durante toda la vida del animal, incluso en vacaciones…